Juzbado, libro abierto


Maravillosa dedicatoria que nos hizo Mestre en su libro Antífona del otoño

Escuchar la poesía de Gonzalo Rojas, Gamoneda y Mestre es un placer. Oír los poemas de Juan Carlos Mestre en su propia voz es una generosidad suya que nos permite sentirlos y hacerlos nuestros. Bajar por una de las calles de Juzbado con la cabeza llena de poesía y descubrir de pronto el paisaje del cortado y la vega es emocionante. Si además tenemos la oportunidad de escuchar un tema medieval acompañado de la tiorba que toca Fernando y cantado por Pilar alcalde de Juzbado y su compañera, respectivamente—, vamos de sorpresa en sorpresa. Y si el recorrido acaba en un patio lleno de frutales entre los cuales hay un maravilloso granado y a su sombra se nos ofrece de beber y manjares caseros hechos por la gente de Juzbado mientras conversan con todos nosotros y nos cuentan del orgullo que sienten por ese pueblo pequeñito que nos acoge de manera tan sencilla y eficaz para la poesía porque nada hay más eficaz para la poesía que estimular los cinco sentidos al tiempo que se desgrana el poema, entonces, a esas alturas, todos estamos ya rendidos ante el buen hacer de ese pueblo y convencidos de que es una cita anual que sería imperdonable perderse. Gracias por esa tarde inolvidable que nos procurasteis el sábado día 11 de junio.
Como muestra para los que no estuvisteis os dejo el enlace de la página donde podéis escuchar a Mestre poniendo voz a varios de sus poemas:

No hay comentarios: