un bocadillo de Colacao con lentejas

¿Qué hay para comer?
¿Qué prefieres, Carpanta: chitas del arenal o canguingos y patas de peces?
(La señora Rosario)


¿Le han gustado las nécoras?
Pues mire, le voy a ser sincera, la masa me ha parecido un poco dura.
(La señora Rosario, mientras golpeaba con el tenedor  el caparazón)

Pero hijo, ¿cómo has podido comerte la olla entera de alubias?
A fuerza de pan.
(Actualmente le apodan "Cagalubias")

Modérese, señor cura, mire que eso es gula.
Andaa, ¡hasta que sea gula...!
(El señor cura, durante la comida de San Juan)

Hijo, saca el fueloil de la nevera.
(La señora Josefa, para referirse al fuet)

Cuéntame qué habéis comido hoy en el cole.
Pues sopa de nada, flan sin flan y una cosa que se sopla y salen polvos.
(Gloria, 4 años. Creemos que la comida consistía en consomé, pudin de arroz y polvorones)

Pon el cuenco, que te sirvo el consomé.
Vale, pero a mí sin somé.
(Rosa. 4 años)

Quiere tener novio. Un novio que tenga su edad, o quizás un poco más. ¿Para qué quieres ahora tener novio?, le pregunto. Para que parta jamón, me responde.
(Jiã, 6 años)

Abuela, ¿qué hay para merendar?
Pues en la despensa hay jamón; y también tienes queso, salchichón, chorizo y un plato con foie-gras recién hecho.
Abuela, ¡eso son tontás!
(Carolina, 7 años)

Ante sus ojos, la merienda para los invitados: embutidos, patés, empanada, hornazo, bolo maimón con chocolate…  Quiero merendar.
Bien, pues ve a la cocina y di que te preparen algo.
No, no, algo no, a mí de lo que haiga.
(Antonio, 6 años)

¿Me preparas la merienda?
¿Qué te apetece? 
No sé…, un bocadillo de Colacao con lentejas o algo así.
(Luis, 4 años)

No hay comentarios: