viuda negra



© imagen: Eduard Gorey

Llegaron de todos los puntos para descubrir la fórmula, provistos de anteojos, antenas y punzones. Buscaban la pista que les llevara a encontrar el misterio de esa sutilísima seda por la cual suspiraban las modistas y las niñas casaderas y que se deshacía como un vilano al contacto de un soplo.
Pero nunca compartió su secreto ni el motivo de su partida, vestida de negro con un velo también muy negro para atrapar a los moscones que se acercaban demasiado a su tela.

No hay comentarios: