la dote


La princesa, vieja y carcomida, reunió una charca verde,
dos matojos de juncos,
tres galones de lodo,
una corona de cuatro puntas,
cinco cuentos de príncipes y princesas,
seis moscas del vinagre
y siete pontones del río.
Con un ocho confeccionó dos anillos
y un monóculo de cierta prestancia con el nueve.
Y cuando estaba a punto de llegar a diez, la rana, hastiada, cedió:
—Vale, vale, vale. Prometed que nunca habrá beso y aceptaré casarme.

No hay comentarios: