usted primero


A través del agua de sus ojos turbios, el ahogado aún escuchaba la voz de la que, con exquisitas palabras, le había cedido el paso para lanzarse desde el puente. En la orilla le aguardaban rumores y sirenas.

No hay comentarios: