objetos perdidos

Perdió el juicio. Y la piel de su mujer. Y la casa que lo cobijaba. Perdió también el rumbo y los dos mastines, el trabajo, la consola y los amigos comunes. Lo perdió todo. También el juicio.

No hay comentarios: